RICKY PASHKUS, Director
OSVALDO BAZÁN, Libro
ALE SERGI, música original
GABRIEL GARCIA y JUAN PELOSI, productores generales

Actúan: KARINA K; FABIÁN GIANOLA; PATRICIO CONTRERAS; TOMÁS FONZI; TIKI LOVERA; VIRGINIA KAUFMANN ; IRIDE MOCKERT

“Yiya, el musical” se basa muy libremente en una historia real del policial negro que sigue vigente en la memoria nacional, la de “La envenenadora de Monserrat”, quien al no poder devolver el dinero que sus tres mejores amigas le habían prestado, las mata envenenándolas con bombas de crema casera. Sin embargo, el musical no se regodea en los aspectos más morbosos de la historia, todo lo contrario. El paso del tiempo desde aquél hecho real –1979- hasta hoy permite una mirada ligada al humor negro y al desparpajo. Es con humor que esta Yiya se convierte casi en un capo cómico de revista, recordando el género que tan popular era en aquél momento en el país. Por eso hay escalera, números de baile, lujo. Es también una reflexión sobre los límites que no hay que cruzar en la vida, tanto en las relaciones familiares como en las sociales.
En “Yiya, el musical” se muestra a la protagonista en sus facetas de madre, esposa, amante y amiga. Su receta de bombas de crema con ingrediente secreto se muestra en un número de canto y baile. Se cuenta cómo entró en una carrera de ambición –ayudada por la época de la bicicleta financiera, que tiene un número musical especial- y cómo, al verse acorralada no encuentra otra solución más que matar a sus amigas.
Finalmente en la cárcel hará un balance de lo que ocurrió y tendrá un gran número final de teatro de revista en donde grandes monstruos nacionales –Robledo Puch, el Petiso Orejudo, el odontólogo- reconocerán una verdad que a veces parece olvidada: matar está mal. Claro que todos ellos envueltos en el clima de la revista porteña.